Archivo de la categoría: más vale tarde

Y NOS DIERON LAS 10 Y LAS 11, LAS 12 Y LA 1… ETC

Sigo con el Mothed; hoy cumplimos 1 mes y 5 días juntos, el estambre, las agujas, la bicicleta y yo.  Esto es porque como se teje en una sola pieza, está pesado, y el único rato que encuentro para seguir con él es mientras hago ejercicio en la bici fija.  Así que despacio pero ahí vamos, terminé ya el cuerpo y estoy a la mitad de la primera manga.  Obvio, de pesado y bultoso que es no cargo con él, así que en la chamba tengo otros dos tejidos en mano (ñaca-ñaca): uno es un suéter para Sabri, color morado (su favorito) y voy así:

(foto horrible cortesía de mi celular)

Es un modelo de una revista Bouton d’Or.  El otro es un patrón  de Lion Brand Yarn, el Shawl Collar Sweater.  El primero va tejido con agujas 5.5 y el segundo con 7, así que avanzo muuuy rápido.

En el tiempo que paso en el transporte entre casa y trabajo ya no tejo, leo.  Estoy por terminar Caos Calmo, de Sandro Veronesi.

Y eso es todo.  Siguen mis visitas al dentista; parece que la próxima semana será la última para que me ponga mi “diente” definitivo.  Hoy tengo una horrible visita al ginecólogo y no para papanicolau precisamente (tampoco estoy embaraza, no alucinen :))

Anuncios

12 comentarios

Archivado bajo logros, lugares ideales, más vale tarde, patrones, por su salud, tejidos

Ribbit

Esta ranita la empecé a hacer en diciembre del año pasado para regalarle a una sobrina coleccionista de batracios.  Todo iba bien hasta que tuve que empezar a hacer los deditos, y ahí me dio una fiaca horrible: eso de montar un punto, tejer 3 puntos por vuelta, buadj! qué espanto.  Ahí quedó la pobre rana, metida en una bolsa y con las extremidades regadas por cualquier lado.  Pero como me conozco y sé cómo me torturan ciertas cosas, en mi libreta de pendientes apunté “terminar la rana”; así, cada vez que revisaba mi lista de tareas me sacaba canas verdes ver un pendiente tan antiguo.  Esta semana la rescaté y en menos de 20 minutos tenía los 12 deditos tejidos.  Hoy la terminé, y debo decir (como es mi costumbre) que no me encantó; todo iba bien hasta que le tuve que hacer la jeta, esos ojos mirando de costado como con expresión de ‘sobradito’ no me terminan de gustar.   Ahora que está terminada se irá nuevamente a la bolsa y se quedará ahí hasta las Navidades y veremos si al reencontrarme con ella me cae mejor su expresión.

Ribbit

Patrón: Ribbit

Los que sí me gustan (y mucho) son los Garter Stitch Mitts.  Voy por el 4º par.  En rosa.  Me gusta.

garter stitch mitts

tan tan tan tan tararáaaaan

Ayer me encontré con una cosa fabulosa que quiero compartir con las chicas que viven en el DF y área metropolitana.  Saluden al mapa virtual del tráfico

5 comentarios

Archivado bajo más vale tarde, patrones, regalos, tejidos

LA FELICIDA-A-A-A-AD

Me encanta que llegue el sábado a la hora de irnos a dormir, porque eso significa que voy a sentir las sábanas limpitas recién cambiadas.  ¿No les encanta esa sensación?  Si por mí fuera, pondría sábanas limpias todos los días.

También me agrada mucho subir al metro, trolebús o camión y encontrar mis asientos preferidos disponibles.  Es que cuando una no tiene otra opción más que viajar en transporte público, termina dándose cuenta de que unos lugares le gustan más que otros.

Que suene el teléfono y al contestar escuchar la voz de Andrés siempre me hace sentir una cosita de felicidad.

Llegar a casa y encontrar que mi mamá nos preparó de cenar alguna de mis comidas favoritas, como pueden ser las benditas calabacitas empanizadas o pambazos o empanada de jamón y queso.  No sé, algo que ella sepa que me gusta muuuucho y que le nazca prepararlo.

Una de mis canciones favoritas es Little L, de Jamiroquai.  Escucharla me hace tan feliz…

Son muy pequeñas las cosas que hacen que un día tenga un brillito especial.  Aún cuando el resto del día nos pueda haber ido de la tostada (o sea, de la chingada, del carajo, de *mejor ni me acuerdo*), siempre, siempre hay algo que nos da un algo.  En casa estamos pasando por una temporada complicada y un poco incierta, y a veces me olvido de que no todo está mal.  Sabrina me regala una alegría que no puedo comparar con nada.  No me cansaré de decir que es lo mejor que Dios me pudo dar, me hace reir, me sorprende, me alienta, me hace mirarme a mí misma, me hace sentir orgullosa.  No me canso de dar gracias por tenerla con nosotros.  Y aparte de ella, están todas las cosas que de tan chiquitas parecen boludeces, pero no lo son.  ¿Qué es lo que a ustedes les da un *brake* emocional?

Gracias, Erilana, por ponerme a recordar todo esto.

P.D. ¿Ya vieron la oveja que le hice a Sabri?  Si son tan gentiles, dirijan su vista a la derecha de su pantalla.  Mención especial a la que adivine porqué la foto salió tan rara.

19 comentarios

Archivado bajo confesiones de invierno, más vale tarde

A PETICIÓN DEL GENTIL PÚBLICO

Carmen tye y Elisol me mandaron que les cuente algo que no sepan de mi.  No me traje las reglas, ni me acuerdo cuántas cosas son, así que lo haré a mi parecer:

1.  Le tengo pavor a los terremotos.

2.  Tengo más de 5 mil fotos de Sabrina (no exagero).

3.  Las películas que me gustan las puedo ver cientos de veces, no me importa saberme los diálogos de memoria, no-me-importa.  Me pueden seguir haciendo reir, o llorar, o sentir miedo, o angustiar.

4.  Soy muy inocente y suelo hablar de más.  Me pasa muy seguido decir algo y arrepentirme inmediatamente de haberlo hecho.  Cuando estoy en una situación así, las únicas frases que suenan en mi mente son: *¿Por qué no te callas la boca?*, o *tú y tu bocota*, o *aprende a mantenerte callada*.

5.  Soy muy solitaria, aprecio mucho los momentos que estoy solita.

6.  Soy adicta a las Sabritas.

7.  Envidio a las tejedoras que pueden comprarse todo el estambre que se les da la gana.  Las envidio, las envidio y las recontra envidio.

8.  Estoy aterrada por el estado en el que está este país.  En el sentido económico, político, social, de salud, de seguridad.  De verdad no sé a dónde vamos a ir a parar.

9.  Me pone los pelos de punta que llamen a mi jefe y para impresionarme y que le pase la llamada me digan “Es el Dr. Perico de los Palotes, director del Instituto Nacional Periquero de los Paloteros”.  Me importa un comino tus títulos nobiliarios; si el jefe está ocupado atendiendo a un paciente NO TE LO PASO.  ¿Qué les da derecho a creer que el asunto que ellos tengan que tratar es más importante que la angustia, depresión, o lo que sea, del paciente que está en terapia?

10.  No me gustan Los Beatles.

10 comentarios

Archivado bajo confesiones de invierno, más vale tarde

MI JEFE ME ODIA (Y OTROS ASUNTOS MÁS)

Hoy

Hoy

Hoy

es la final de la Champions League, no?  Manchester United vs Chelsea.  Partido importantísimo, imperdible…  Bueno, a la asna de mi se me olvidó pagar el recibo de Cablevisión de mi jefecito y ayer le cortaron el servicio.  Hoy lo pagué y espero que la señal vuelva ya porque sino el hombre me va a acogotar.  Mea culpa, lo sé.

Pasando a temas más amables, hoy estaba revisando mi archivo de fotos y me acordé de algo.  ¿Se acuerdan que hace unos meses le tejí a Sabri un gorro que me quedó tan grande que lo podía usar yo?  Bueno, a la enana no le importó el tamaño, se lo apropió  y lo usa de vez en cuando por iniciativa propia.

Claro que yo no la dejo salir a la calle con eso, me mandarían presa.

La semana pasada, en un ratito me tejí unas manoplas de lo más fáciles.  Ruego que me disculpe la persona que publicó la explicación por no darle el crédito, pero no me acuerdo de dónde las saqué.  Hace mucho las encontré y copié el patrón.

Si Usté las ve así dice ‘ay, qué cosa más fea esa, parece un tronco’ (al menos a mí me parecen feas sin poner)

Ya puestas ‘cambea’ la cosa

La explicación original la modifiqué un poquito para que la manopla ajustara a mis manos.  Acá va:

Montar 50 puntos (yo usé un estambre mediano y agujas 3.5) y tejer en resorte 15 cm.

Al llegar a esta medida (es aproximada, cada quien le da el largo que quiere), tejer 33 puntos y pasar los restantes 17 a una aguja auxiliar.  Dar vuelta la labor y tejer 16 puntos y pasar los restantes 17 a otra aguja aux. Seguir tejiendo los 16 unas 8 vueltas más para formar el dedo gordo.  Rematar.

Pasar los puntos en espera a una sola aguja y tejer las vueltas que se deseen (yo tejí 14).  Rematar.  Coser las costuras laterales.

DE ÚLTIMO MOMENTO:

Ya regresó la señal de Cablevisión y mi jefe se fue feliz a ver su partidito.

7 comentarios

Archivado bajo más vale tarde, patrones

12 COSITAS

Yaz hace como mil años y tía Elsa hace unos 200, me mandaron contarles 6 cosas que me gustan y 6 que no.  Dejando a un lado obviedades, como esposo, hija, comer y sin meternos en cosas como la injustia, los abusos y todas esos temas que no nos gustan a nadie…

LAS QUE SÍ

1.  Ir al zoológico.  No sé porqué, pero me encanta ir a ver a los bichitos

2.   Tomar mate amargo

3.  Las sobremesas de horas y horas

4.  Encontrar blogs recontrainspiradores en temas de manualidades, sobre todo tejeriles.

5. Ir a la playa

6. Las bodas.  Creo que de todas las fiestas de ese tipo (XV años, bautizos, comuniones, etc.) son las únicas que me gustan, y me gustan en serio, me la paso re bien.  Qué gracioso, no?  Yo no me casé

LAS QUE NO

1.  Viajar en el metro cuando va lleno, por aquello de los arrimones y tener que andar cuidando el bolso, y luego el calor que hace y algunos no traen ventilación.

2.  Las cucarachas

3.  El box.  En general los deportes me gustan, pero el boxeo me parece de lo más absurdo

4.  Las llamadas de empleados bancarios para meternos a huevo una tarjeta de crédito.  Los odio, antes los dejaba hablar, ahora no y les cuelgo enseguida.  Pobre gente, sé que es su trabajo, pero son bastante fastidiosos.

5.  Limpiar mi casa.  Alto aquí, no soy una cochina y no tengo mi casa hecha un asco.  Sí la limpio, pero no me gusta hacerlo.  Pagaría para que alguien lo hiciera.

6.  Viajar en avión, los puestos ambulantes, la piratería, que suene el teléfono a altas horas de la noche…

5 comentarios

Archivado bajo más vale tarde