Archivo de la categoría: por su salud

Y NOS DIERON LAS 10 Y LAS 11, LAS 12 Y LA 1… ETC

Sigo con el Mothed; hoy cumplimos 1 mes y 5 días juntos, el estambre, las agujas, la bicicleta y yo.  Esto es porque como se teje en una sola pieza, está pesado, y el único rato que encuentro para seguir con él es mientras hago ejercicio en la bici fija.  Así que despacio pero ahí vamos, terminé ya el cuerpo y estoy a la mitad de la primera manga.  Obvio, de pesado y bultoso que es no cargo con él, así que en la chamba tengo otros dos tejidos en mano (ñaca-ñaca): uno es un suéter para Sabri, color morado (su favorito) y voy así:

(foto horrible cortesía de mi celular)

Es un modelo de una revista Bouton d’Or.  El otro es un patrón  de Lion Brand Yarn, el Shawl Collar Sweater.  El primero va tejido con agujas 5.5 y el segundo con 7, así que avanzo muuuy rápido.

En el tiempo que paso en el transporte entre casa y trabajo ya no tejo, leo.  Estoy por terminar Caos Calmo, de Sandro Veronesi.

Y eso es todo.  Siguen mis visitas al dentista; parece que la próxima semana será la última para que me ponga mi “diente” definitivo.  Hoy tengo una horrible visita al ginecólogo y no para papanicolau precisamente (tampoco estoy embaraza, no alucinen :))

Anuncios

12 comentarios

Archivado bajo logros, lugares ideales, más vale tarde, patrones, por su salud, tejidos

Mi marido tiene una forma asombrosa de despistarme, y me encanta: el 24 de Diciembre en la mañana le dije que todavía no le había comprado nada a mi mamá y que no se me ocurría qué podría regalarle, entonces él me dijo: “YO TE COMPRÉ UNOS ARETES, SI QUIERES SE LOS DAMOS A ELLA” y me quedé muy resignada pensando que el inocente, por ayudarme, ya había echado a perder la sorpresa.  Ni modo, me dije.  Encontré un regalo para mi mamá y la mañana del 25 estaban mis aretitos abajo del árbol (muy bonitos, por cierto).  Más tarde fue al coche y regresó con una bolsa inmensa… ¡¡LLENA DE ESTAMBRE!!  Yo no podía parar de reir de felicidad, miraba y miraba, reía, le daba las gracias.  Lo que me dió también mucha alegría fue que Sabri lo acompañó a la tienda, ella eligió uno (verde, es una genia) y no me dijo nada.  Tiene 4 años la piba y ya sabe guardar secretos.  Me hicieron muy feliz y la sorepesa fue muy grande porque él me había dicho que ni loco me compraría estambre.

Bueno, el caso es que con uno de esos me estoy tejiendo un modelo que publicaron en Knitty en la edición de otoño pasado: Mothed

mothed

Es un patrón súper básico; es más, yo diría que es el non plus ultra de los básicos, pero lo que me gustó fue el cuello amplio.  Llevo casi 3 semanas con él y como estoy tejiendo el cuerpo y son puras vueltas al derecho, ya empiezo a estar podrida de él.

Aparte, le tejí a mi sobrina unos fetching morados.  Una de las razones por las que me gustan tanto estos “guantes” es que se tejen en una sentada.  Debo la foto correspondiente.

Por último, les cuento: ¿se acuerdan que la semana antepasada se me aflojó un diente?  Bueno, gracias al cielo, a Dios y a toda la corte celestial, el diente no se me aflojó, sino que se me partió a la mitad (digo… de dos males, el menor, no?)  Me quedó la raíz adentro y mi dientecito sostenido sólo por la encía.  Mi divino dentista me hizo ahí mismo uno provisional y ya estamos en proceso de construir una corona, con poste y todo.  Vean cómo Dios cuida a sus animalitos: es la única pieza en la que tengo endodoncia, sino no me quiero imaginar mis gritos de dolor…

10 comentarios

Archivado bajo confesiones de invierno, patrones, por su salud, tejidos

Acabé la Bainbridge Scarf para mi hermana.  Creo que el tejido debe quedar al revés, o sea, lo que yo puse para afuera debe quedar por dentro, pero a mí me gustó más así.  De la otra forma no me decía nada.  En mi caso, digo, porque las que he visto tejidas la puntada se ve diferente.  Cuando le tomé las fotos noté que me quedó un hilacho por esconder; si se suben a un avión podrán verlo también, de tan notorio que es.

imagen-2982

Ya casi acabo la primera parte de la espalda del Camden (¿todavía no las harté con este suéter?)  Me faltan unas 10 vueltas nada más, pero ¿qué creen?  Que este fin de semana, como diría mi maridín, me pasé de tonta y comí como si mi estómago terminara en mis rodillas, y hoy estoy sufriendo las consecuencias.  Creo que tengo una indigestión y no me siento muy bien que digamos.  Pero es que ¿cómo le iba a decir que no a las pizzas del viernes?, ¿cómo negarme ante ese queso Oaxaca y no preparar unas deliciosas quesadillas con aguacate (palta) y salsa verde? ¿o a los exquisitos chilaquiles que preparó mi santa madre?  Y para rematar, preparé la tarta de manzana, cuya receta nos regaló Ceci y me comí un trozo antes de ir a dormir (y debo decir que queda deliciosa y que es una receta facilísima).  Hoy pasé por al lado de la báscula y escuché que me hacía “Pst, pst!”, pero yo me hice la que no la oía y pasé de largo.  Sí, pequé de gula y me merezco lo que estoy sufriendo, pero mis manos no se lo merecen.  Ellas quieren tejer, pero el resto del cuerpo no les hace caso.  Me tendré que tomar una tacita de té verde, a ver si se me pasa.

20 comentarios

Archivado bajo patrones, por su salud

ESTORNUDOS

Yo suelo estornudar en silencio, pero ahora estoy escuchando a un especialista en la radio que dice que por toda la presión que se genera con un estornudo, si se hace en silencio, se puede reventar el tímpano.  Hay que estornudar con todo, con la boca abierta, pero tápense por favor, no anden regando gérmenes por todos lados.

1 comentario

Archivado bajo por su salud