Archivo de la categoría: tengo hambre

Hay días que me traigo cada porquería para comer… (no me quejo, doy gracias a Dios, a la vida, a mis manos, a mi jefecito que me sigue aguantando que tengo comida).  Ayer preparé los spaguettis más horripilantes que he preparado en mi vida y ¡claro! como sobraron, me los traje hoy.

Tsssss… un poquito más onda para la próxima por favor.

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo comidas, tengo hambre

SOBRE COMIDAS

Anda rondando otro desafío, y se trata de hablar de comida.  A mí me lo endosó Carmen tye, y como me encanta comer, acá voy:

Un alimento que no me gusta: la pancita (mondongo).  No tolero ni siquiera el olor de cuando se está cocinando.

3 comidas favoritas:  Me la ponen difícil.  A ver, pizza, carne al horno con papas, sopa seca.

Mi receta favorita: No tengo una, me gusta cocinar cosas nuevas y hacer sufrir a la familia.

Mi bebida favorita: el agua simple.  También me gustan el whisky y el vermouth.

El plato que sueño lograr: lomo en salsa de ciruela

Mi mejor recuerdo culinario: tallarines con pesto en el patio de la casa de mis tías.

 

7 comentarios

Archivado bajo comidas, tengo hambre

YO TENÍA OTRO BLOG

Un día se me ocurrió abrir un blog para decir cualquier tontería que se me ocurriera que no tuviera nada que ver con el tejido, pero la verdad es que escribía muy poco ahí *, así que preferí cerrarlo.  En él trataba temas como el que menciono a continuación:

El otro día fui a comer a un restaurant de comida corrida y el primer tiempo era consomé de pollo o sopa de pasta (fideos).  Pedí esta última y me alegré muchísimo cuando ví que la sopa era de moñitos… ¡ay, me encantó!  Me gusta la sopa de moños, letritas, estrellitas y caracolitos.  Odio la sopa de municiones y cuando era chiquita me podía vomitar si mi mamá hacía sopa de cabellos de ángel.  Qué bolu, no?  La sopa es toda la misma, pero según la forma me gusta o no; estoy consciente de que es lo mismo, pero no me sirvan un plato de municiones, por favor.  El codo me gusta, pero a veces se queda caldo caliente adentro y me quemo la boca. 

Qué profunda ando hoy, por Dios.

* No piensen que se me ocurren pocas tonterías, eh?  De hecho es casi lo único que pienso todo el día, pero tampoco es cuestión de exponerse a que la boludeen a una.

 

4 comentarios

Archivado bajo tengo hambre