DÍA DE LOS REYES MAGOS

Sabri está en la edad de que ve cualquier juguete anunciado en la tele y dice “Quiero ese”.  Creo que no ha habido un juguete que no haya pasado por sus deseos, así que los Reyes, sabedores de esto, tenían una inmensa lista de cosas que seguramente le gustarían.  Hace unos días le propuse que escribiéramos la carta y ella pidió

– un carrousel de Barbie

– un caballito de Barbie

– un camello de verdad

– una jirafa de verdad

– unos caballos de verdad

– un vaso de princesas rojo “porque al que tengo ya no se le ven las princesas”

Pero como los Reyes son taaaaaan Magos sabían desde antes todo lo que la niña quería, entonces hicieron sus compras anticipadamente.  Esta mañana, la enaneta estaba feliz con lo que encontró, a pesar de que no coincidía con lo pedido en la carta.  Después de la euforia, me pregunta:

¿Mami, cuándo vienen los Reyes a traerme lo que les pedí?

Anuncios

12 comentarios

Archivado bajo confesiones de invierno, regalos

12 Respuestas a “DÍA DE LOS REYES MAGOS

  1. Jaja, esos reyes, son magos pero no adivinos!
    a mí me decían que pusiera la cartita desde antes o al menos platicarla desde antes, supongo que para evitar esto 🙂
    besos!
    p.d. y qué, cuándo van a ir a dejarle lo que pidió?

  2. Ya vienen los Reyes Magos
    caminito de Belén.
    Traen sin duda regalos
    a los que se portan bien.

    Y es que hoy ya “son los Reyes”.
    Esta noche pasarán
    como siempre lo hacen, siempre,
    al final de Navidad.
    Yo llevo ya varios días
    nervioso a todas las horas
    y no oculto mi alegría
    por lo que pronto me aborda:
    Que los tres Magos de Oriente,
    Melchor… Gaspar… Baltasar…
    me traerán los presentes
    y es que ya no aguanto más.

    A ponerles mis zapatos
    justo bajo la ventana
    para que sepan, acaso,
    donde dejar los Monarcas
    mis regalos deseados.

    Un turrón y un anisete
    para los tres Reyes Magos,
    como les dejo yo siempre
    que deben llegar cansados;
    y a los camellos, la leche,
    (y a veces un mantecado)
    que la pongo bien caliente
    y servida en un buen plato.

    Todo muy bien recogido,
    con el salón ordenado,
    que no les falte un buen sitio
    a cualquiera de los Magos
    para los regalos míos.

    Y la ventana entreabierta
    para que puedan entrar
    porque lo que son las rejas,
    aunque no sé como lo harán,
    nunca les crean problemas
    ni les impiden entrar.

    Me acostaré muy temprano
    no sea que ellos me pillen
    y no me dejen regalos
    por llegar a descubrirles…

    …Me levanto muy temprano
    cuando casi aún es noche
    para ver si mis regalos
    me han traído los tres Magos
    con tanto esfuerzo los pobres.

    Y allí, bajo la ventana,
    donde dejé mis zapatos,
    entre globos y en sus cajas
    están todos mis regalos
    como escribí yo en mi carta.

    Que ilusión abrirlos todos,
    que locura de papeles,
    sin poder abrir los ojos
    por la luz, que ya amanece;
    los contemplo con asombro
    y sin saber contenerme
    la emoción, yo casi lloro
    por lo que me traen los Reyes.

    Quizá lo que aquí relato
    no sea real del todo
    para adultos muy sensatos
    que ya no son unos mozos
    pero sólo al recordarlo
    me emociono de tal modo
    que pasa de ser pasado
    a ser presente, de pronto.

    Y es que los que somos padres
    tenemos la gran ventaja
    de vivir las Navidades
    como en las eras pasadas,
    vividas como los niños,
    con ilusión infinita,
    por los ojos de los hijos
    a los que dimos la vida
    y que desde entonces mismo
    dan sentido a nuestras vidas.

    Y es que los ojos de un niño
    una mañana de Reyes
    hacen que pase al olvido
    cualquier disgusto presente:
    Esa expresión de sorpresa,
    de alegría contenida
    que, de repente, se expresa
    en una nerviosa risa;
    esa mirada sincera
    que dice cosas sentidas
    porque no sabe, de veras,
    decir con ella mentiras;
    esas dos manos inquietas
    que se mueven pequeñitas
    pero de forma certera
    y con inmensa alegría;
    esas palabras tan llenas
    aunque pocas cosas digan
    “Mira Mamá, mira ésta…
    Y mira aquí, Papá, mira”;

    Ése es mi mejor regalo,
    aunque suene a cosa dicha
    por muchos en el pasado,
    y es ver como mis dos niñas
    disfrutan los Reyes Magos.

  3. Cristo Dios Bendito!!
    A veces es mejor no tenerles tanta fe!! jajaja

    Que hermosa, digo.. despues de la impresion, no te la quisiste comer a besos? a que si?..

    Mil gracias por la ayuda con la Viajera (Traveling Woman Shawl) ya voy en el grafico 1 y hasta ahorita no la he regao’ pero voy lenta, como que no he podido ponerle turbo…

    Besitos!!

  4. Claro! tiene razon! podrian haber vuelto Gaspar y Baltazar en el mismo camello y dejarle uno de regalo a ella como les habia pedido! estos reyes…!Donde esta el libro de quejas?

  5. Je je, lista la nena. Ahora, imagínate cuando la bebé esté igual de despierta, ¡agárrense!
    Muchos abrazos desde acá.

  6. jaja… q linda… ahora en serio habre un buzon de quejas jajaja…

  7. no había leido tu post, peeeero me encantó la Sabri tan linda, feliz feliz pero no se le pasó detalle de que no era “exactamente” lo que había pedido jajaja definitivamente lo de ella son los animalitos no?? me encanta la ilusión y la inocencia de los niños pequeños, me conmueven los ojitos brillantes, que bonita edad…

    tu como vas de sueño, de aguante?

    saludos amigui

  8. Hola Pauli! Tanto tiempo que no pasaba por acá, y me encuentro con este post tuyo que me sacó varias sonrisas…

    Muy Felíz año para vos y tu familia.

  9. claudiamx

    AAAMMMIIIGUIIIITAAAA
    feliz año nuevo
    YA ESTOY DE VUELTA…

    jajajaja esa chiquilla que viva!!!… no, no se les puede hacer el tonto… amiguita me da gusto ver que estas muy contenta… lastima que ya no conoci a la muñeca que te llego… pero espero escuchar mucho de ella…

    besotes amiga

  10. Hola muchas gracias por visitarme, la foto la hice yo, bueno hice muchas más, era impresionante lo bonita que estaba Córdoba con la nieve, aquí la nieve es algo excepcional, yo creo que fue un regalo de Reyes tardío para los niños pues todas sus vacaciones escolares por Navidad han sido muy lluviosas, ventosas y frías. Casi toda la ciudad se echó a la calle para ver nuestras calles y sierras con nieve.
    En cuanto a la carta a los Reyes Magos te comprendo muy bien. Mis ratones cada año hacen cambios, correciones, escriben larguísimas cartas…

  11. jajajajajaaj pobriña …. que bueno que siga con la ilusión del primer día … no creas, yo a veces también me pregunto porque no me traen lo que pido 😉 ¡feliz año!
    un abrazo,
    SIONA

  12. Holaaa, vine a saludarte y leer tus vivencias, gracias x compartir de esa forma nos asomamos por la ventanita de tu casa, bendiciones a tu linda familia, abrazotes, chaooo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s